Cordura demencial

Si lo seguro es el cambio y la muerte ¿por qué las convenciones sociales no mueren ni cambian?

Yo y mi salmón. Yo y mi ganas de entender el mundo desde mi ser, creando más que recreando. Yo y los prejuicios detrás de mí. Yo y mi propio fantasma convencional. Siempre pensé que era yo y unos compañeros del piso 7 1/2 en esta megaestructura social; yo y mi explicación a los vecinos contigüos “no es que aparente, es que soy así”.
Continue reading

Advertisements