La mujer en Venezuela——————> CASI un animal de cría

Para el psicólogo clínico Cesar Landaeta, autor de varios libros en la materia, las mujeres pueden ser blanco fácil de violencia aún sin tener precedentes infantiles “sino que algunas vivencias que han generado sentimientos de culpa (por ejemplo, fantasías agresivas contra los padres o hermanos) pueden llevar a que la mujer, inconscientemente busque parejas castigadoras”.
Landaeta asegura que “algunas mujeres criadas desde niñas en un medio familiar violento o a quienes se les ha enseñado que el hombre es superior y deben someterse a sus mandatos, están en mayor riesgo de padecer maltratos. También, aquellas que tienen una autoestima muy baja y las que sufren de alguna patología emocional, la cual las puede llevar a buscar castigo. Estas mujeres pueden soportar por mucho tiempo un trato agresivo y dañino”, añadiendo que “existe una creencia popular de que a la mujer le gusta un hombre fuerte y que, en el fondo, busca el maltrato. Desde luego, tal cosa es falsa, pero se mantiene como un patrón estereotipado en la mente de las personas”.
Aún cuando la autoestima es un factor que influye en la tolerancia a la violencia, Cesar Landaeta apoya la tesis de la influencia cultural, explicando que “el factor autoestima es tan solo una parte del problema y no precisamente, el más importante. El mensaje social es el más dañino en el impulso de la violencia contra la mujer”. Landaeta reflexiona específicamente sobre la cultura venezolana: “los sistemas valorativos de la sociedad venezolana deben ser revisados profundamente. En ellos hay rasgos persistentes de un pasado en el cual, la mujer era una especie de esclava o de animal de cría, aún cuando a veces se proclame públicamente lo contrario”.
De hecho, para el psicólogo clínico, “la prevención es la mejor herramienta. Lo primero sería mejorar el nivel de crianza de los niños, enseñándoles a respetar a sus semejantes, mediante el respeto que se les debe a ellos mismos como personas. A los varones debería vacunárseles contra el virus del machismo y, de la violencia como recurso para resolver problemas. La mujer debería por su parte, aprender a valorarse, sin depender excesivamente de que sea tomada en cuenta por el hombre para sentirse bien”, agregando que “La prevención de la violencia física comienza por una buena y respetable identidad psicológica. El mundo sería mejor si esto último fuera más tomado en cuenta”.
“La mayoría de las mujeres que han sufrido un grado severo de violencia, experimentan stress post traumático, grados altos de ansiedad y pueden desarrollar, según el caso, fobias u otros trastornos psicológicos” comenta Landaeta. 
Definitivamente no es un daño menor el que padece la víctima, y es por esto que debe prevenirse lo más posible estas situaciones, para esto es vital conocer ¿cómo es un posible agresor? 

“El agresor es un hombre poco desarrollado emocionalmente, con severas carencias íntirnas que busca compensar a través del desprecio y la violencia hacia la mujer. En patologías psicóticas y en quienes existen elementos homosexuales reprimidos o no aceptados en su totalidad, también pueden darse patrones de violencia hacia el sexo opuesto. Para decirlo en pocas palabras, un “macho” que vive de su vanidad y su arrogancia.” 

 
 
NOTA: esta entrevista fue realizada en 2010, para un reportaje de investigación donde se describe ampliamente la situación de la Violencia Contra la Mujer en Venezuela. El reportaje ha sido recientemente publicado, aquí lo tienen –Víctimas de violencia evitan denunciar por temor a una “doble agresión”
Advertisements

4 thoughts on “La mujer en Venezuela——————> CASI un animal de cría

  1. -.Carla Alvarenga Chacón.- says:

    Eso es lo preocupante samy, que el perfil no sólo está “escondido” en algunos casos, en su mayoría no lo está, pero los patrones sociales e individuales nos está haciendo valorarlos como “adorables” ¿qué nos está atrapando?… ahí es donde hacen el llamado todos los especialistas.

    Gracias por leer 😉

Comments are closed.