¿Oculto o Privado?

Y siempre habrá algo que callar, algo que devela mucho de lo que somos, pensamos o analizamos. Algo que echaría a perder el misterioso viaje de conocerse, de encontrarse, o separarse, en aquello que nos gusta merecer: confianza, intimidad. Inclusive algo que por “seguridad universal” de la academia debemos esperar que explote en el cerebro de otros, inducir la explosión pero no insertar la cotufa (enseñar a pescar).
Y me surgen dudas (porque también hay que escribir sobre ellas)… ¿cuál es el límite entre la privacidad y lo oculto? ¿cuánto de lo que se queda en nuestro haber guardamos por su valor y cuánto por sus posibles consecuencias? ¿la autocensura para qué equipo juega? ¿qué estamos haciendo cuando escribimos/hacemos para no entregar? ¿egoísmo o miedo escénico?
La 2.0 en su naturaleza colectiva es una plataforma para exhibir, una gran vitrina de fácil acceso e infinitas opciones. Y millones de maniquíes con identidad en carne y hueso que deciden (decidimos) exponernos, unos más otros menos, unos por inercia otros con estrategias, unos ya por naturaleza. ¿Se le hace cuesta arriba al “ocultista de intimidades” su tarea deshonesta? ¿Hasta dónde estamos dispuestos  negociar nuestra privacidad? 
Yo, que creo tenerlo claro, milito en la tercera vía, la del equilibrio. Lo que coloquialmente llamamos “ni tan calvo ni con dos pelucas”. Pero y ¿los 400millones de usuarios de Facebook? (consulten este link que grafica la evolución de privacidad en FB, hoy están desnudos en la web), o ¿los otros tantos millones que, como yo, montan sus “productos” en la gran vitrina?
La privacidad guarda mi esencia, lo que reservo para el placer de la tierra y no de la pantalla digital. Ocultar no me preocupa tanto, pero bueno, ahí no se guarda nada, sólo se resguardan disfraces y escudos contra problemas, que servirán por tiempo limitados. Este dilema no es tan dilema cuando nos sinceramos con nosotros mismos. Hay esferas.
¿Para mí?  para mí es encontrar el equilibrio entre el pudor y la comodidad de la desnudez. La sensualidad está en el misterio, y la sexualidad se disfruta más cuando cuatro manos (de piel) juegan a descubrirse. La web no es más que eso.
Advertisements

One thought on “¿Oculto o Privado?

Comments are closed.